Valle Sagrado del Incas

El Valle Sagrado de los Incas es un valle del río Urubamba. El valle comienza a 15 km al norte de Cusco y se extiende alrededor de 100 km entre dos de las ciudades incas importantes: la ciudad de Cusco y Machu Picchu. El lugar tenía un significado especial para los incas, ya que el río sagrado de Urubamba representaba un reflejo de la Vía Láctea cósmica en su mitología.

El río Urubamba se origina en las montañas de la región de Puno y su río se llama Willkanuta, que significa "Casa del Sol" en el idioma nativo aymara, que luego fue hispanizado a Vilcanota. Luego, el río fluye hacia el noroeste por 724 km y cambia su nombre a Urubamba en la provincia de Convención. A veces, también puedes escuchar que el río se llama Willcamayu, que es su nombre en quechua.

El valle fue muy apreciado por los incas también por sus cualidades geográficas y climáticas. Fue uno de los principales lugares de producción debido a la fertilidad de su suelo. ¡El valle es un lugar donde se cultiva el mejor maíz peruano!

El Valle Sagrado posee un ambiente idílico que invita a todos a visitarlo y permanecer allí. Allí se pueden encontrar excelentes complejos arqueológicos incas como Pisaq, Ollantaytambo, Chinchero o Moray, así como las salinas de Maras.

Además, hay numerosos pueblos coloniales maravillosos, muchos de ellos han estado involucrados en proyectos de turismo rural y que ofrecen a los visitantes experiencias bastante diferentes.

¡El valle era un lugar muy importante de los gobernantes de los incas!

Los complejos incas que se encuentran en el Valle Sagrado:

Pisaq (2,715 msnm): Se encuentra a 33 km al noroeste de cusco. Se pueden encontrar dos atracciones: la ciudadela inca y la ciudad colonial con su tradicional mercado de artesanía. La auténtica ciudad inca está asentada en una montaña escarpada sobre la actual ciudad de Pisac. Esta impresionante ciudadela se extiende a 4 kilómetros. La ciudadela incluye un centro ceremonial (espiritual) con Inti Watana (Reloj del Sol), templos con mampostería de piedra perfecta, varios canales de agua, baños ceremoniales, zona militar, zona residencial, así como un montón de tumbas incas ubicadas en hoyos en un acantilado. Toda la ciudadela está rodeada de terrazas agrícolas situadas en pendientes pronunciadas.

Urubamba (2,870 msnm): Es una ciudad encantadora y una capital no oficial del Valle Sagrado. Urubamba abunda en un clima encantador que es el más cálido de todo el valle. La ciudad también es rica en muchos restaurantes turísticos encantadores que ofrecen un almuerzo buffet que consiste en cocina típica andina.

Ollantaytambo (2,000 msnm): ¡Es el último pueblo inca que sigue vivo! La ciudad ha sido continuamente poblada por más de 700 años. Sus calles están pavimentadas con piedras incas y se pueden ver muchos canales de agua auténticos en toda la ciudad. El punto culminante más grande de la ciudad es su complejo inca que sirvió una vez como templo y como fortaleza. El complejo está rodeado de terrazas precipitadas que también tenían un propósito de protección. En la parte superior del complejo, se puede encontrar un área ceremonial, que representa un sorprendente ejemplo de la arquitectura inca. El área ceremonial involucra tres piedras realmente enormes que encajan perfectamente entre sí. El complejo fue testigo de una de las batallas más importantes cuando los conquistadores españoles fueron derrotados por el gobernante inca Manco Inca.

Chinchero (3,160 msnm): Es un pequeño pueblo a solo 28 km de Cusco. Está rodeado por los picos nevados de Salkantay y Veronica. Se pueden encontrar ruinas del palacio de Tupac Yupanqui (un gobernante de los incas) destruido por los españoles en 1607 para construir una iglesia colonial llamada Iglesia de Nuestra Señora de Monserrat en su parte superior con el fin de demostrar su dominio. Todo este sitio está rodeado de muchas terrazas agrícolas incas. Chinchero también puede enorgullecerse de los textiles hermosos y finos que tienen diseños típicos del sitio. Los textiles y otras artesanías se pueden encontrar en su mercado típico diario.

Moray (3,500 msnm): es un sitio arqueológico a 50 kilómetros al noroeste de Cuzco y a poca distancia al oeste del pueblo de Maras. Este es un sitio inca muy extraordinario que consta de muchas terrazas enormes formadas por depresiones circulares. El mayor de ellos tiene unos 30 metros de profundidad. El propósito de estas depresiones era crear diferentes temperaturas que permitieran a los incas estudiar los efectos de diferentes condiciones climáticas en los cultivos y, posteriormente, su cultivo. Por esa razón, se considera que Moray es un sitio experimental agrícola de los incas, así como un prototipo del primer invernadero. Moray también tiene un sistema de riego complicado.

Salineras (3,200 msnm): Son las minas de sal que se han utilizado desde tiempos preincaicos. La sal proviene de una corriente mineral salada subterránea que brota en una colina sobre las minas de sal. El flujo de la corriente se ejecuta en un sistema complicado de pequeños canales que irrigan una gran cantidad de pequeñas piscinas saladas. Hay alrededor de 3.000 piscinas saladas. Aparte de eso, las minas de sal ofrecen una vista abrumadora cuando se ve desde la carretera de acceso superior.